Andrómeda

Muchas de nuestras constelaciones fueron documentadas por primera vez en la antigua Grecia, por ser las más brillantes y llamativas del firmamento. Tal es el caso de la constelación Andrómeda, un colosal cuerpo celeste que brilla con intensidad al norte del ecuador. 

¿Cuál es la constelación Andrómeda?

Se trata de una agrupación de astros, con forma de “A” invertida, ubicada en el primer cuadrante de nuestro hemisferio norte. La misma, ocupa una gran extensión de 772 grados cuadrados en el firmamento. Esta constelación es fácilmente visible durante todo el año, siempre que se observe en una latitud por encima de los 40° sur.

La constelación Andrómeda, se caracteriza por ser una de las constelaciones más grandes, teniendo 10 veces el tamaño de Crux. Esta, puede ser localizada al sur de la constelación Casiopea rodeada de Piscis, Pegaso y Perseo. 

Por otro lado, la constelación Andrómeda, fue reconocida durante siglos por sus lluvias de meteoros. Llamadas Andromédidas y C Andromédidas, famosas durante en el siglo XIX por venir acompañadas de fragmentos del cometa Biela. 

Constelación Andrómeda

Historia de la Constelación Andrómeda

Esta constelación, data su origen en las civilizaciones más antiguas. La misma, forma parte de la astronomía y mitología de culturas como la china e hindú. Sin embargo, la historia más resaltante acerca de esta constelación se encuentra dentro de la mitología griega. 

De acuerdo a la misma, este cuerpo de astros hace referencia a la princesa de Etiopía Andrómeda quien fue hija de Cefeo y Casiopea. La cual, por consejo del oráculo de Zeus, fue encadenada a una roca cerca del mar y entregada al monstruo Ceto. Quien fue enviado por Posesión a destruir el reino de Etiopía. Esto, luego de que Casiopea insultara a las Nereidas, hijas de Poseidón, al decir que su hija era más bella que estas ninfas. 

No obstante, de acuerdo a la leyenda, el semidiós Perseo logró salvar a Andrómeda de su terrible destino. Finalmente, luego de que la princesa muriera por la edad, la diosa Atenea decidió ascenderla al cielo. Situándose entre Casiopea, Cefeo, Cetus y Perseo.

Posteriormente, la constelación Andrómeda, fue catalogada por Ptolomeo durante el siglo II, como parte de las constelaciones antiguas. Actualmente, ocupa la posición 19 dentro de las 88 constelaciones modernas. 

Perseo rescatando a Andrómeda encadenada

Estrellas de la constelación Andrómeda

Este cuerpo del cosmos, se encuentra constituido por 152 estrellas. De las cuales, la más brillante es α Andromedae o Alpheratz. La misma, es una subgigante blanca azulada ubicada a 97 años luz, que en algunas ocasiones se confunde con una estrella de Pegaso. 

Por otro lado, esta β Andromedae también llamada Mirach, una gigante roja ubicada a 200 años luz de distancia. De igual forma, integra a γ Andromedae o Almach, un sistema de estrellas múltiple cuyo tamaño es 80 veces mayor que nuestro Sol.  

Estrellas de la constelación Andrómeda

Objetos del cielo profundo

El cúmulo de Andrómeda, está integrada por una gran cantidad de cuerpos celestiales bastante interesantes. Uno de los más conocidos, es la Galaxia de Andrómeda M31 ubicada a 2,5 millones de años luz de la tierra. 

Siendo esta la galaxia más cercana a nuestra Vía Láctea, por lo que se espera que dentro de 4500 millones de años estas colisionen. Por otro lado, posee las galaxias satélites Andrómeda I y Andrómeda II. Además del cúmulo abierto NGC 752, la nebulosa NGC 7662 y la galaxia espiral NGC 891.

Es evidente, la gran cantidad de misterios que la gran constelación Andrómeda guarda, y como cada día los astrónomos dan un paso más dentro de ella.