Auriga

De Norte a Sur y de Este a Oeste, se extienden millones de estrellas que resaltan la belleza de nuestro cielo nocturno, muchas de ellas objetos de estudio durante siglos. Dentro de este cosmos de cuerpos celestes se ubica la constelación Auriga, una conformación de astros llena de luz que destaca en el firmamento.

¿Cuál es la constelación Auriga?

También conocida como “El Cochero”, es una agrupación de astros que dibujan un hermoso pentágono en el primer cuadrante del hemisferio norte. De igual forma, esta constelación ocupa una gran superficie de 657 grados cuadrados en la bóveda celeste.

De acuerdo con muchos astrónomos, la constelación Auriga es visible completamente a latitudes entre 34° sur y 90° norte, sobre todo durante el mes de febrero. Esta se caracteriza por ubicarse en un área opuesta al centro de la Vía Láctea, rodeada de cinco grandes cuerpos astrales. Tal es el caso de las constelaciones Camelopardalis, Gemini, Lynx, Perseus y Taurus.

Por otro lado, esta conformación estelar posee la sexta estrella más brillante de todo el firmamento, Capella. Además, en la constelación Auriga se producen cuatro lluvias de meteoritos, las cuales son Aurígidas, Beta Aurígidas, Delta Aurígidas y Psi Aurígidas.

Constelación Auriga

Historia de la constelación Auriga

A lo largo de los años, el auriga ha tenido diferentes representaciones dentro de numerosas leyendas de la Antigua Grecia. De acuerdo con algunos investigadores, esta constelación está relacionada con Erictonio de Atenas, hijo de Hefesto. El cual fue reconocido por inventar la conocida cuadriga o carro de cuatro caballos y emplearla para convertirse en Rey de Atenas.

Por lo que, Zeus al ver tal talento de Erictonio decidió crear una constelación en su honor al este último fallecer. No obstante, existen otros mitos en donde se le relaciona con Mirtilo conocido como el cochero de Enómao, o con Hipólito quien murió al caer de su carro de caballos a manos de Poseidón.

Por otro lado, la constelación Auriga se describió y catalogó por primera vez en el siglo II a.C por Ptolomeo como parte de las 48 constelaciones antiguas de su Almagesto. Posteriormente, la constelación Auriga se integró en el puesto 21 dentro de las 88 constelaciones  reconocidas en la actualidad.

Historia de la Auriga

Estrellas de la constelación Auriga

Esta agrupación de astros este constituida por 152 estrellas en el firmamento. Entre ellas, la más brillante de todas es α Aurigae, mejor conocida como Capella. La misma es una estrella múltiple de 4 astros con una magnitud de -0.08, que se localiza a solo 42 años luz de distancia, por lo que puede ser diferenciada fácilmente.

De igual forma, la constelación Auriga cuenta con β Aurigae o Menkalinan, que significa el hombro del cochero. La misma constituye un astro triple de dos subgigantes blancas y una enana roja, ubicados a más de 80 años luz de nuestro planeta.

Además, esta conformación integra a la gigante naranja δ Aurigae, y la estrella variable eclipsante ε Aurigae, con magnitudes de 3.72 y 3.8 respectivamente.

Estrellas de la constelación Auriga

Objetos del cielo profundo

Dentro de este cuerpo cósmico, existen una gran variedad de objetos y nebulosas de gran interés astronómico. De las cuales, una de las más conocidas es la Nebulosa de la estrella llameante IC 405, reconocida por sus colores rojizos alrededor del astro AE Aurigae.

Además, la constelación Auriga posee varios cúmulos estelares abiertos, como los son M36, M37 y M38 ubicados a más de 4 mil años luz distancia. Estos cúmulos son vistos con facilidad ya que poseen  gran luminosidad.

Finalmente, es importante destacar que la constelación Auriga aún se encuentra en investigación por parte de los astrónomos profesionales. Los cuales esperan dilucidar todos los secretos y grandes maravillas que esta antigua constelación guarda.