Bootes

En el cielo nocturno, utilizando las estrellas se proyectan una gran variedad de formas que son referencia de la historia y evolución de la humanidad. Entre este grupo de cuerpos celestes, se encuentra la constelación Bootes, una agrupación de estrellas llena de hermosos cúmulos y galaxias de gran interés para la astronomía.

¿Cuál es la constelación Bootes?

Conocida en la antigüedad como “El Boyero”, constituye un grupo de astros que dibujan una figura humana en el firmamento. La misma se localiza en el tercer cuadrante de nuestro hemisferio norte, ocupando una gran extensión de 907 grados cuadrados.

De igual forma, la constelación Bootes es visible completamente a latitudes entre 35° sur y 90° norte, sobre todo durante el mes de junio. Esta puede ser localizada fácilmente prolongando una línea imaginaria hacia el oeste a partir de la estrella Alkaid, que forma la cola de la constelación Ursa Major.

Por otro lado, este cuerpo cósmico se encuentra rodeado por siete grandes constelaciones del norte. Tal es el caso de Coma Berenices, Corona Borealis, Draco, Hércules, Serpens, Ursa Major y Virgo. Además, en la constelación Bootes se generan varias lluvias de meteoros, como lo son las Boótidas de junio, Cuadrántidas, Lambda Boótidas y Nu Boótidas.

Constelación Bootes

Historia de la constelación Bootes

El origen de esta constelación guarda varios significados dentro de la mitología griega. De acuerdo con algunos investigadores, la constelación Bootes hace referencia a un hombre con dos canes, correspondientes a la constelación Canes Venatici, dirigidos hacia la constelación Ursa Major. Tomando en cuenta que debido al movimiento de los astros esta constelación siempre sigue a la Ursa Major.

Por tal motivo, una de las leyendas más aceptadas acerca de esta constelación, es en el que se le relaciona con Arcas, hijo de Calisto y Zeus. Esto luego de que Hera transformara a Calisto en una osa y su propio hijo Arcas estuviera a punto de asesinarla.

Por lo que, Zeus decidió enviarlos a ambos al cielo y convertirlos en constelaciones, quedando Arcas como la constelación Bootes. Además, en el interior de este cuerpo celeste se encuentra la estrella Arturo cuya traducción en griego es sinónimo de “Guardian de la osa”.

No obstante, fue hasta el siglo II a.C que esta agrupación de astros fue catalogada por primera vez en el tratado del Almagesto como parte de las 48 constelaciones antiguas. Posteriormente, esta fue aceptada por la Unión Internacional de Astronomía, pasando a ocupar el decimotercer puesto dentro de lo que hoy en día conocemos como las 88 constelaciones modernas.

Historia de Bootes

Estrellas de la constelación Bootes

Esta constelación está constituida por 144 estrellas que iluminan el norte del firmamento. De las cuales, α Bootis o Arturo es la más brillante con una magnitud de 0.04. La misma es una gigante naranja con un radio 26 veces mayor que nuestro sol, ubicada a 37 años luz de distancia.

De igual forma, la constelación Bootes integra a ε Bootis o Izar, siendo esta una de las estrellas binarias más hermosas del firmamento. Además, esta conformación estelar integra a β y δ Bootis, dos gigantes amarillas ubicadas a más de 200 y 100 años luz de distancia respectivamente.

Estrellas de la constelación Bootes

Objetos del cielo profundo

En el interior de esta constelación existen una gran variedad de galaxias y cúmulos de inigualable belleza. Tal es el caso de la galaxia espiral barrada NGC 5248, ubicada a más de 50 millones de años luz de distancia. La misma se caracteriza por ser una galaxia de brote estelar, es decir, por poseer una alta tasa de producción de estrellas en comparación a otras galaxias exploradas.

Por otro lado, esta agrupación de astros integra el cumulo globular NGC 5466, la galaxia asimétrica NGC 5676 y la galaxia enana Bootes I.  Además, la constelación Bootes guarda El vacío de Bootes o el Gran Vacío, una región del cosmos con escaso número de galaxias, cuyo diámetro es de 330 millones de años luz.

Por lo que, la constelación Bootes se considera una basta fuente de conocimiento para la astronomía, llena de cuerpos cósmicos de gran interés. La cual guarda parte de la historia de la humanidad y una gran cantidad de misterios por descubrir.