Crater

Desde el inicio de la humanidad las estrellas han formado parte fundamental de nuestro desarrollo y evolución. Esto ha permitido describir una amplia gama de cuerpos celestes en el firmamento. Entre ellos la constelación Crater, una pequeña agrupación de astros que se extiende en la región austral de la bóveda celeste.

¿Cuál es la constelación Crater?

Reconocida por algunas civilizaciones como “La Copa”, esta es una conformación de astros que dibujan un cáliz o copa en el hemisferio sur de nuestro cielo nocturno. La misma es considerada una de las más pequeñas del firmamento, al extenderse con una superficie de 282,4 grados cuadrados.

La constelación Crater se logra localizar con facilidad a latitudes entre 90° sur y 65° norte, sobre todo durante el mes de abril. De igual forma, este cuerpo celeste se encuentra rodeado por varias constelaciones vecinas. Entre ellas limita con Virgo y Leo por el norte, con Hydra por el sur, y con Corvus y Sextans al este y noroeste respectivamente.

Por otro lado, en el interior de Crater no existen estrellas que superen la 4ta magnitud. Además, solo se ha registrado una lluvia de meteoros asociada con esta, llamada Eta Craterids.

Constelación Crater

Historia de la constelación Crater

El origen de esta constelación es bastante antiguo y guarda diferentes representaciones. En este sentido, los primeros indicios de esta constelación datan del año 1100 a.C dentro de la astronomía babilónica. En la misma algunas de sus estrellas, junto con las de la constelación Corvus, fueron catalogadas como el Cuervo Babilónico.

De acuerdo con varios investigadores, esta constelación hace referencia a la copa del dios Apolo dentro de la mitología griega. De acuerdo con la historia, Apolo envió un cuervo a buscar agua con su copa, sin embargo, este tardo demasiado y al volver trajo una serpiente para culparla de su retardo.

Por lo que, el dios furioso por el engaño los lanzo a todos al cielo, formando las constelaciones Corvus, Hydra y Crater. Por otro lado, en 2019 se propuso que gracias a su cercanía con Virgo y el astro Arturo, esta inspiró la historia del Santo Grial dentro de la religión católica y cristiana.

No obstante, esta constelación es introducida por primera vez durante el siglo II a.C por Ptolomeo como parte de las 48 constelaciones antiguas. De esta manera, actualmente ocupa el puesto 30 dentro de las 88 constelaciones de la astronomía moderna.

Mapa de la constelación Crater, Corvus e Hydra

Estrellas de la constelación Crater

Este cuerpo celeste se encuentra constituido por 33 estrellas descritas hasta la actualidad. De las cuales, δ Crateris o Labrum es la más brillante de todas. La misma es una gigante naranja con una magnitud de 3.6, ubicada a más de 160 años luz de distancia.

De igual forma, la constelación Crater integra a α Crateris o Alkes, una gigante naranja 80 veces más brillante que nuestro sol.  Además, esta cuenta con γ y β Crateris, dos astros blancos con magnitudes de 4.1 y 4.5 respectivamente.

Estrellas de la constelación Crater

Objetos del cielo profundo

En el interior de la constelación Crater se pueden visualizar una gran variedad de galaxias y cuerpos cósmicos. Tal es el caso de la galaxia espiral NGC 3981, conocida por sus amplios brazos de polvo estelar ubicada dentro de la Nube de Crater en el Supercúmulo de Virgo.

Por otro lado, dentro de los limites de Crater se encuentra la galaxia enana de Crater 2, un cuerpo satelital en espiral ubicado a más de 380 mil años luz de distancia. Además, esta integra al cuásar RX J1131, el cual contiene el primer agujero negro de la historia en ser medido.

De esta manera, la constelación Crater resalta en el firmamento como uno de los cuerpos celeste más interesantes. Esto al sorprendernos con una gran historia e impactantes paisajes cósmicos.