Mensa

A lo largo de los años, astrónomos de todo el mundo se han dado a la tarea de descubrir y agrupar la mayor parte de los astros que cubren nuestros cielos. Tal es el caso de Nicolas Louis de Lacaille, quien descubrió un gran número de agrupaciones celestiales. Entre ellas, la constelación Mensa, uno de los cuerpos cósmicos más oscuros que se extiende en el firmamento. 

¿Cuál es la constelación Mensa?

También conocida como Mesa, es una constelación en forma de cuña del hemisferio sur, que hace referencia a la “Montaña Mesa” donde fue identificada. La misma, se extiende en la bóveda celeste con una amplitud de 153 grados cuadrados. Sin embargo, esta no posee estrellas de gran brillo, por lo que se dificulta bastante su localización.

De acuerdo a los astrónomos, esta agrupación de estrellas se puede observar por completo entre las latitudes 90° Sur y 5° Norte. Sobre todo, durante el invierno y en el mes de enero. Además, se pueden utilizar como referencia los cuerpos celestiales vecinos como son Chamaeleon, Hydrus, Dorado, Volans y Octans.

Por otro lado, la constelación Mensa, se caracteriza por integrar parte de los astros de la Gran Nube de Magallanes, junto con la constelación Dorado.  

Constelación Mensa

Historia de la constelación Mensa

Debido a su localización al sur de la eclíptica, es imposible que la constelación Mensa, pueda ser observada desde el mediterráneo. De esta manera, este cuerpo celestial permaneció oculto para las antiguas civilizaciones. Por lo que no existe ninguna leyenda mitológica asociada a esta constelación. 

Este cuerpo celestial, fue identificado en el siglo XVII por Nicolas Louis de Lacaille, durante sus viajes por Sudáfrica. Por lo que decidió nombrarla Mons Mensae o “Meseta”, en honor a la Montaña de la Mesa, ubicada en Ciudad del Cabo. 

Estrellas de la constelación Mensa

Esta agrupación cósmica, tiene 22 estrellas que conforman su estructura y la dibujan en el cielo. De todas ellas, la más brillante es la enana amarilla Alfa Mensae. Este astro, presenta una magnitud de 5,08, además de una masa y tamaño muy similares a nuestro Sol. La misma, está muy cercana a la Tierra, con solo 33 años luz de distancia.

Por otro lado, está π Mensae, una enana amarilla, de quien se cree posee un planeta con una masa 10 veces mayor que la de Júpiter orbitando a su alrededor. Además, posee astros binarios eclipsantes como lo son TZ y UX Mensae, con magnitudes de 5,65 y 7,20 respectivamente.

Estrellas de la constelación Mensa

Objetos del cielo profundo

El pequeño cúmulo de la constelación Mensa, guarda grandes maravillas astronómicas del cielo profundo. Y es que, dentro de la misma se ubica La Gran Nube de Magallanes, una galaxia enana, ubicada a 163 mil años luz de distancia. La cual, durante muchos años, se pensó que era parte de la Vía Láctea. 

Sin embargo, hoy en día se sabe que esta gran nube cósmica, sólo está muy próxima a la Vía Láctea. De hecho, es la tercera en cuanto a proximidad. Por otro lado, en la constelación Mensa, también se encuentran los cúmulos abiertos NGC 1520ª y NGC 1841, además de la galaxia espiral NGC 1.956.

Es evidente, que aún se desconocen bastantes datos sobre la pequeña constelación Mensa. Sin embargo, los astrónomos profesionales y aficionados, están esforzándose cada día más para aprender todo lo necesario de nuestra bóveda celeste.